AMPLIAS POSIBILIDADES EXPRESIVAS Y  FÁCIL EJECUCIÓN

Las posibilidades expresivas y estéticas están limitadas sólo por la imaginación del proyectista, al poder disponer de una variada
gama de colores, diversidad de formas y texturas superficiales para su uso tanto en exterior como interior.  
Al  ser  normalmente  una  pieza  relativamente  grande  tiene  un gran rendimiento  constructivo  (30  m 2 /día  aprox.  para  fábrica de bloque hueco) y un menor número de juntas (que es la parte más vulnerable de la fábrica).  

AHORRO  DE  COSTES  

La construcción con bloques de hormigón presenta ventajas económicas en comparación con cualquier otro sistema constructivo
tradicional debido a la rapidez, exactitud y uniformidad de las medidas de los bloques, resistencia y durabilidad, desperdicio casi
nulo y sobre todo, por constituir un sistema modular, lo que permite computar los materiales en la etapa de proyecto con gran
certeza.  

RESISTENCIA A COMPRESIÓN  

Las piezas de fábrica de albañilería de hormigón poseen la suficiente resistencia mecánica para asegurar la correcta transmisión de
las cargas y garantizar su durabilidad. Su resistencia a compresión normalizada puede llegar a superar los 10N/mm 2  lo que permite
su empleo en muros resistentes (el CTE establece un mínimo de 6 N/mm 2  para este uso).  

EXCELENTE  COMPORTAMIENTO FRENTE AL FUEGO


Reacción al fuego: Clase A1 sin necesidad de ensayo si la masa o volumen (el mayor de los dos) de materiales orgánicos distribuidos homogéneamente es menor al 1%.

Resistencia la fuego: Buena resistencia al fuego (que puede alcanzar los 240 min). Las piezas conservan sus características estructurales en caso de incendio.

AISLAMIENTO ACÚSTICO
 

Los bloques de hormigón de calidad constituyen un material de construcción que posee unas carácterísticas acústicas muy válidas para cumplir la normativa vigente, incluso con soluciones de una sola hoja y ejecución sencilla. Así encontramos, entre los fabricantes de Normabloc, productos que pueden llegar a alcanzar los 60 dB de aislamiento acústico, y otros diseñados como excelentes absorbentes acústicos y difusores del sonido.

AISLAMIENTO TÉRMICO  

Las propiedades termofísicas básicas para evaluar la capacidad
de  respuesta  de  un  material  ante  perturbaciones  térmicas
dinámicas,  son  su  densidad,  su  calor  específico  y  su
conductividad  térmica.  Estas  características  son  cada  día  más
relevantes  ya  que  afectan  al  consumo  energético  y  a  las
emisiones de CO 2  a la atmósfera.  
La  capacidad  del  hormigón  para  almacenar  calor  se  denomina
“masa  térmica”.  Los  materiales  de  gran  densidad  como  el
hormigón,  tardan  mucho  tiempo  en  calentarse  y  en  enfriarse.
Básicamente,  se  necesita  más  calor  para  calentar  un  metro
cúbico  de  hormigón  que  para  calentar  un  metro  cúbico  de
ladrillos.  

PROTECCIÓN FRENTE AL AGUA  

Los bloques diseñados para ser utilizados exteriormente poseen una muy baja absorción de agua por capilaridad (son piezas hidrofugadas que pueden tener un valor tan bajo en ocasiones como 0,22 g/m2.s, frente a los 4,2 g/m2.s que exige el CTE como valor individual mínimo).

Además son transpirables, no heladizos y se limpian fácilmente.

RECICLABILIDAD

 

Tanto su fácil posibilidad de reciclado como de incorporar áridos reciclados en su composición hacen de él un material sostenible.



SATISFACCIÓN GARANTIZADA

 

Estamos ante un material muy versátil que cada día ve generalizado su uso

en edificación por sus alta prestaciones y propiedades.;